Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

lunes, 27 de junio de 2016

No era nada en realidad, era que ella no sabía que hacer con todo eso que llevaba dentro.

Era una mañana enardecida que no sabía donde poner.  Una tarde húmeda que  llevaba sola bajo las cobijas. Quizás era el paseo bajo el sol que no había con quien compartir.

Gritaba mucho en su casa, así fuera sólo a las paredes y no le salía ni una sola lagrima aunque moría por llorar.

Así era ella, sabía que estaba mueriendo pero no podía remediarlo. Se dedicó a vivir vagamente, pensando siempre en su muerte y lo mucho que tardaba en llegar.

2 comentarios:

Holden dijo...

Tampoco hay que darse prisa, que al final nos llega a todos. Tanta elegancia en días de fiesta, y tu cadáver huele que apesta... y esas cosas. Pero oye, que me desvío del tema, siempre hay razones por las que seguir y eso es de lo que uno no debe olvidarse.

Ti. dijo...

Mi querido Holden, es el vómito puro antes de reconocer un personaje de cuento.