Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

viernes, 2 de enero de 2015

Que se venga el 2015 ... lo espero con abrazos abiertos

Sé que no he escrito mucho este año que pasó. 

Les cuento que ando de viaje, recorriendo mi Ecuador, hace 7 años salí,  pensé que regresaria y nunca volví.  Deje los amigos, los amantes,  las familias etc, en medio carro y dos maletas el 28 de dic del 2007 me fui.

Y, si bien había regresado, no habia hecho turismo, asi que empaque mis maletas le dije a A. Que vinira conmigo y estamos teniendo un road trip maraviloso, salvo por el gentío y casi quedarnos sin transporte a Canoa.

Bueno nuestro viaje comenzó en Bogotà,  pasamos por Pasto, Quito y Llegamos a Canoa el 30 de diciembre. Tomar el bus desde Quito a acá fue toda una odisea. Cuando hicimos el plan de este viaje aún no se había decretado el feriado en Ecuador asi que yo no me preocupé mucho por conseguir tiquetes con anticipación. Idea era quedarnos la noche del 29 en Quito, pero ante la idea de no poder viajar el 30 temprano preferimos ir a la terminal en la noche. Contamos con suerte y conseguimos un bus a pedernales, una playa cercana, y de ahi bus a Canoa. Durante ese trayecto conocimos a dos chicos, mochileros y un tanto hippes que también hacian el mismo trayecto para acá. Llegamos a nuestro destino a las 730 am pero el hotel no podia recibirnos sino hasta las 12 asi que desayunamos, dejamos las maletas y salimso a recorrer la playa. Estaba bastate traquila, cosa que fue cambiando con la llagada de nuevos días y el nuevo año. 
Para el 31 en la noche el pueblo estába repleto de gente de musica y de alcohol, creo que no noté el cambio por que ese día nos sentimos en un local de la playa, commos cevichen playerio (el amor de mi vida) y tomamos cervecita y ron desde temprano así que cuando llego la hora de bañarse y cenar, yo ya estaba muy prendida. Nuestros amigos playeros nos fueron a recoger al hostal y pasamos así el año viejo y recibimos al nuevo. Día 1 de enero (mucho dolor de cabeza y cero actividad).

El tres de enero decidimos irnos a San Vicente a pie por carretera estuvo bastante bien 2 horas y media de caminata y gracias a Dios el sol fue clemente con nosotros y decidió esconderse a las 10 de la mañana.  San Vicente lejos de ser el pueblo que yo recordaba de hace treinta años, es un pueblo grande, estan en plena construcción de un malecon que lo ha dejado sin playa, es una pena. El mar ahí es muy tranquilo, eso recordada, las olas no se rompen en la playa como en Canoa, sino más atrás como efecto de la bahía. Así que parece una pequeña piscina saldada.

Continua...

2 comentarios:

Holden dijo...

¡Vaya! Tengo un amigo en Ecuador justo ahora :)

Ojalá yo pudiera viajar en estas fechas, sólo tengo trabajo y más trabajo

Holden dijo...

.