Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

martes, 26 de junio de 2012

Después de 6 años y medio

Ya todo este tiempo ha pasado desde esta bitácora era mi paño de lágrimas. todas las historias acá contenidas sólo son mi versión del asunto pero eran al menos una versión.

Me da penita venir acá y ver le fantasma de lo que era. es momento de soltar. Empezar de nuevo en otro lado.

Buena caza.


Dejar de luchar contra corriente

Hoy fue un día loco, me siento exhausta y en realidad no hice nada, pero me vi con dos de mis grandes amigas en situaciones no tan chéveres.

Hay momentos en la vida que ya no es cuestión de voluntad, de tenacidad, de terquedad, de luchar hasta el final ... "porque YO SOY UNA BERRACA".  Hay  momentos en la vida que uno decide, no rendirse, si no fluir. Bajar los brazos y dejar que la corriente lo lleve a uno a lugar que sea pero que lo lleve porque de tanto    esforzarse por nadar uno ya perdió de  vista la orilla hace rato.


Yo fluyo, hace un tiempo que fluyo. Este río que que me lleva  aun no me bota en donde sea que vaya aterrizar, que no será fácil, que seguramente no será bonito, pero será un lugar para volver a comenzar. 


Yo, mientras dejos que la corriente haga su labor de trasnportarme, me la paso "de lo lindo" y han sido unos meses serenos, tranquiloa y felices (incluyendo al chico que me deja plantada siempre y al otro aquel que no quiso tener tiempo para mí). Me alegra  poder  volver a estar ahí, en borde de la emoción con ganas y ahora  un poco serena.




lunes, 11 de junio de 2012

Here I am feeling like a teenager wondering what should I do ?


domingo, 3 de junio de 2012

Un miedo intrínseco

El tema de la semana ha sido el brutal ataque que Rosa Elvira Cely recibió la madrugada del 24 de mayo y que 4 días después la llevo a la muerte. No puedo describir en palabras el dolor en el vientre que sentí al leer la noticia y mucho menos como el alma se me llenó de indignación y tristeza.

Lo que más tristeza da es saber que es el tema de la semana por este caso tan atroz, pero las violaciones de los derechos de la mujer, perdón por hablar de género pero es que los hombres no llevan el miedo intrínseco a ser violados, son pan de todos los días.

Volviendo al hecho que de que las mujeres crecemos con el miedo a ser violentadas de alguna manera y todas llevamos a cuestas una que otra historia de abuso, no significa que todas hayamos sido victimas de acceso carnal violento pero la mayoría hemos pasado por el mal rato de la mano en el culo o el seno, la palabra morbosa y sucia no pedida, la restregada en el bus, Transmilenio o trole. Todas hemos mirado con desconfianza algún individuo en la calle porque nos hemos sentido amenazadas con su mirada. O pensamos dos veces que camino recorrer en pos de la seguridad.  Es cierto que ustedes, los hombres, piensan en no ser robados pero nosotras pensamos en no ser violadas. Yo prefiero viajar en bus que en taxi, me han robado en buses (3 veces dos con cuchillo y una bolsiqueada) pero prefiero la falsa seguridad de estar acompañada.

Este miedo latente de que otro ser lo penetre, lo violente, lo convierta en el objeto de sus deseos de control, a mí no me ha impedido salir, conocer, viajar pero a otras mujeres si. Este miedo recorre las calles y las casas de nuestros pueblos en un país en constante conflicto armado donde una forma de demostrar el poder es a través de la humillación de la mujer del enemigo. Rosa Elvira no es ni será la única victima de este salvaje delito, no ha sido la única empalada en el país. Medicina legan habla de que dos mujeres son violadas cada hora, lo que hace un total de 17.935 casos de abuso sexual al año. Asimismo, ocho mujeres son golpeadas cada hora y una muere cada tres días, y lo más desconcertante para nosotras es que el agresor puede ser cualquiera de hecho las estadísticas dicen que en 74% de los casos es alguien que la victima conoce.

Entonces yo me pregunto... ¿en qué estamos fallando? ¿Cómo podemos solucionar esto? y la verdad soy pesimista. Creo que no es un problema de cuidad, ni de país, es un problema de Mundo. Cómo dice un cartel en una foto que rueda por Fb "Vivimos en un sociedad que enseña a las mujeres a cuidarse de NO ser violadas, envés de enseñarles a los hombres a NO VIOLAR"

Rosa Elvira se convertirá en la imagen de la tragedia de TODAS, es el recordatorio de nuestro miedo natural solo espero que seamos capaces como ciudad, como país y como mundo de enseñar el respeto por los derechos del otro.