Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Dorothy no tiene Kansas ni zapatillas de rubi


Ya casi llegando pasando de largo los 33 y aun sigo buscando donde está mi casa, mas que mi casa mi hogar y no me mal interpreten no es que no me este divirtiendo "de lo lindo" mientras recorro este camino amarillo y tengo varias opciones para el león, el hombre (mujer) de hojalata y uno que otro espantapájaros.

Estoy convencida que la bruja es la misma Dorothy que entre cavilaciones y malvadas reflexiones no se deja a sí misma volver a casa, además porque las medias a rayas me parecen más divertidas que las blancas planas que lleva la protagonista.

El mago de Oz nos ha sugerido que lo que buscamos en realidad lo llevamos dentro y que es nuestra decisión lo que hace que la rueda gire, bueno lo que hace golpear los tacones de las zapatillas y por ende que el mundo gire.

Este año que parece escurrirse por los dedos, es uno de los más "extraños???", esa quizás no es la palabra. Carga dentro de sí una inexplorada tristeza que unta todo lo que me decido a hacer, pero al mismo tiempo está lleno de grandes puertas y oportunidades y las cosas en varios aspectos han estado más que centradas.

Creo que conocer esa tristeza me ha hecho llevar a proporciones reales los "dramas" de mi vida. Es decir frente a la ausencia de quien uno a amado toda la vida, la impotencia de llenar los vacíos de las personas que me han hecho persona, cosas cómo que tú no quieres hablar conmigo, si, duelen pero no calan. O rabia como la que siento por algunos proyectos inacabados no se ahondan de esfuman. Pero eso sí el cariño ha crecido y el amor de los amigos y la familia se fortalece y crece.

No sé que me depara de aquí en adelante este camino, cosecharé lo que he sembrado y tengo claro que muchas veces no me preocupé de mis cultivos, que no escogí mi camino amarillo, sino uno rojo, o rosa para llegar a cuidad esmeralda si es que ya llegué. No sé quien es mi mago, no estoy segura de querer encontrarlo. Me falta valor como al león, a veces corazón y la mayor parte del tiempo cerebro.

No hay comentarios.: