Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Los hombres las prefieren Cabronas ...

Leyendo parte de este "instructivo" libro porque los hombres aman a las cabronas llegue a la conclusión que yo jamás he sido una (lo que no quiere decir que no me hayan amado alguna vez) sino que no soy una cabrona (en el sentido del libro).

haciendo uso de un poco de lógica podríamos decir

Test para saber si usted es una cabrona o no :


Cuando XY la ha llamado 5 veces y le ha cambiado la cita por varios motivos cómo: se orino mi perro, se me cayó una pestaña, mi mamá que vive en Brasil, vino de sorpresa pero se va esta tarde, entre otras, usted le sigue creyendo que le va cumplir la siguiente cita y le sigue contestando el cel y mensajes de texto? si su respuesta es sí, lo siento usted (al igual que esta servidora) no tiene nada de cabrona dentro de su ser.

Cuando XY le pide la pruebita de amor, usted espera, se hace rogar, nunca se la piden porque ya se la dío. Si su respuesta es la última de estas 3, déjeme decirle que usted definitivamente va mal pal camino de las cabronas.

Si usted es una chica que reclama sus derechos a ser respetada, ser tenida en cuenta en primer lugar, reclama todo le tiempo por atención... lo siento usted tampoco es una cabrona.

Una cabrona no espera si el tipo esta muy chiquilloso con su tiempo pues a la m.... sale con otro.
una cabrona NO cae en la primera salida, lo hace esperar y se hace desear.
una cabrona no reclama... porque ella será siempre la primera opción y si no es así pues chao.


AY !!!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Dorothy no tiene Kansas ni zapatillas de rubi


Ya casi llegando pasando de largo los 33 y aun sigo buscando donde está mi casa, mas que mi casa mi hogar y no me mal interpreten no es que no me este divirtiendo "de lo lindo" mientras recorro este camino amarillo y tengo varias opciones para el león, el hombre (mujer) de hojalata y uno que otro espantapájaros.

Estoy convencida que la bruja es la misma Dorothy que entre cavilaciones y malvadas reflexiones no se deja a sí misma volver a casa, además porque las medias a rayas me parecen más divertidas que las blancas planas que lleva la protagonista.

El mago de Oz nos ha sugerido que lo que buscamos en realidad lo llevamos dentro y que es nuestra decisión lo que hace que la rueda gire, bueno lo que hace golpear los tacones de las zapatillas y por ende que el mundo gire.

Este año que parece escurrirse por los dedos, es uno de los más "extraños???", esa quizás no es la palabra. Carga dentro de sí una inexplorada tristeza que unta todo lo que me decido a hacer, pero al mismo tiempo está lleno de grandes puertas y oportunidades y las cosas en varios aspectos han estado más que centradas.

Creo que conocer esa tristeza me ha hecho llevar a proporciones reales los "dramas" de mi vida. Es decir frente a la ausencia de quien uno a amado toda la vida, la impotencia de llenar los vacíos de las personas que me han hecho persona, cosas cómo que tú no quieres hablar conmigo, si, duelen pero no calan. O rabia como la que siento por algunos proyectos inacabados no se ahondan de esfuman. Pero eso sí el cariño ha crecido y el amor de los amigos y la familia se fortalece y crece.

No sé que me depara de aquí en adelante este camino, cosecharé lo que he sembrado y tengo claro que muchas veces no me preocupé de mis cultivos, que no escogí mi camino amarillo, sino uno rojo, o rosa para llegar a cuidad esmeralda si es que ya llegué. No sé quien es mi mago, no estoy segura de querer encontrarlo. Me falta valor como al león, a veces corazón y la mayor parte del tiempo cerebro.

lunes, 1 de noviembre de 2010

semana del amor propio o " I'm a hit!"


Hoy soy más hermosa y estoy más tranquila. Sé muy bien que no suele durarme mucho esta sensación pero hoy la disfruto.

Suena la mañana al borde de mi cama y un río de emociones me transporta a sitios de donde sé no voy volver. Suena la noche, despacio, imponente como un bus que corre a más de 80, me arrasa y pierdo conciencia. En mis sueños lo veo, lo leo, lo entiendo: "Éxito" es una palabra fácil de acoplar, de comprender y así sin más ni más yo me considero una mujer exitosa. Amo lo que hago y amo la gente que rodea.

Mi camino es largo he aprendido a comer sin remordimiento, a mírame al espejo desnuda y saber que soy bella, a escucharme tartamuedear y saber que es parte de mí. Aún no encuentro mi amor, y me falta un sitio donde establecerme pero voy en buen camino. Me faltan varias cosas pero el camino no ha dejado se serlo.