Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

lunes, 17 de agosto de 2009

Mi Mundo Konitos...*


Es un mundo parecido al de gudis... donde uno es feliz con bolitas de maíz, en este caso galletas de crema.

Días en la vida en que uno se va, se escapa sin salir, a su mundo Konitos, piensas en el pasado y los amigos que dejas atrás y que te dejan atrás. Piensas en si realmente te excluyeron o te excluiste de la gente que te rodea. Piensas en los planes locos, en vivir en otra cuidad o en el campo,en salir de farra, en fumar o simplemente en estar abrazado y salir de la rutina.

la gente te habla y tu estás "en tu mundo conitos", donde nadie, te toca, te hace daño.

A veces me gustaría poder traerme a mi realidad algo de mi mundo Konitos.

* para entender esta expresion hay que ver el comercial Ecuatoriano de las galletas konitos que no encotre en youtube

No se olviden de pasar por acá http://versosymalversos.blogspot.com

PS. era con K

Buscando con K encontre estas referencias:

2 comentarios:

So dijo...

El mundo konitos se entiende si es que leias las tiras comicas de atrás de las cajas, donde dos hermanos (ratones ardillas o algo) tenian grandes aventuras a la par del desayuno.

Y bueno, que importa ya si te exluyeron o te excluiste. Yo sé que me exclui porq no me da para ser diva popularidad 24/7. En mi mundo konitos habia un departamento al que entraría descalza y cuyas paredes fueran azules. Pero ya fue... la nostalgia es una perra, no hay que dejarle ganar terreno.

bisous

Derrelicto dijo...

Para mis amigos de Ingeniería, el mundo Konitos era la Facultad de Psicología, mi curso con tantas compañeras guapas a las que yo veía todos los días...

Mi mundo Konitos es hasta inexplicable, está cerrado para que le hagan unas reparaciones. Espero que lo terminen pronto y que quede bien... que me sorprenda, porque en este punto, necesito una buena sorpresa.