Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

jueves, 25 de septiembre de 2008

De momentos duros

Anoche hablaba por el chat con una persona la que quiero mucho. Ha estado en mi vida de manera intermitente 15 años… nos conocimos por allá en el 93. Fue mi amor de adolescencia y mi tormento en algunas épocas posteriores. Me da gusto volverlo a ver (por la web cam) sobre todo después de pasar más de dos años sin hablarnos.
Nunca lo ha odiado, de hecho lo Quise mucho como pa’ poder realmente hacerlo. Lo deteste un poquito. No después de lo de la última vez que nos vimos… que fue una desfachatez. Sino antes muchos años antes.

Me gustaría encontrarlo más robusto … de ánimo ( gordito si está jijiji)
Habría mucho que comentar sobre lo que le ha pasado y de su vida. Pero me he quedado muda en ese aspecto. De hecho solo quería nombrarlo.
Debería tener un rumero de consejos y demás pero no sé me ocurre ninguno. Debería salirme a borbotones aquellos de hay que ser fuerte, el tiempo lo cura todo… etc. La verdad No sé qué haría en su caso.

La muerte es un tema tan delicado y al mismo tiempo tan popular… todos pasaremos por ahí algún rato y definitivamente la tristeza no es del que se va es para no nosotros.

Tras la muerte de mi tío hace tan solo3 meses y medio. Una de las cosas que me ayudo a estar más tranquila fue la visión del que se va y queda en el pasado, sino la visión del que se me adelanta y está en mi futuro. Como dicen algunas comunidades por ahí. Son los que se van los que nos abren el camino. (Ojalá leas esto y te pueda servir de alguito… ahora sí sentís que estoy abrazando).
Solo hay una cosa por decir es que “uno escoge recordar y lo que desea recordar. El olvido no se escoge, ese llega despacio y sin que uno se dé cuenta (o bueno si se escoge es por omisión al no hacer nada para recordar).

1 comentario:

lully desnuda dijo...

Es muy cierta esa frase, "Son los que se van los que nos abren los caminos". No la había escuchado y muy propicio hoy después de tres meses y medio de fallecido mi padre. Nos identificamos amiguis.

Un abrazo cálido!