Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

domingo, 30 de marzo de 2008

Cómo vive este Ícaro caído desde la mitad del mundo a Bogotá, 2600 mts. más cerca de las estrellas.

En estos últimos tiempos no he escrito nada largo sustancial o que refleje realmente cómo, qué es lo que estoy viviendo realmente en esta aventurilla que es de mi vida. Los que me han venido siguiendo el hilo sabrán que yo sola vivir en Quito y que hace un par de meses me vine pa’ Bogotá para comenzar una nueva etapa “LA MAESTRÍA”.

Como suele pasa con mis decisiones a pesar de las dudas, de los peros y contras terminé acá, Se que no es un error, que me va tocar jugármela muy duro en estos años (2) que vienen pero estoy decidida a hacer de esto algo que si funcione.

Mi relación con Quito siempre estuvo entre amor-odio pero la final fue casi siempre más amor que odio. 10 años allá me hicieron una mezcla y ahora me considero colombo ecuatoriana. Me he dado cuanta que hago alusión a “nuestro presidente” tanto cuando hablo de Ecuador como cuando lo hago de Colombia. Estando allá añoraba las cosas que “tenía” mi Colombia Querida y estando acá es al contrario, pero eso se veía venir.

Bogotá es una ciudad que le Quintuplica el tamaño y la población a Quito. Donde las distancias son realmente un problema y eso me ha dado muy duro. No tengo los tiempos ajustados y llego tarde a casi todo. Me molesta no poder regresar a mi casa durante el día. Hay grandes ofertas culturales pero aún no estoy metida en los circuitos, así que nos puedo aprovechar como se debe ¿por qué? Por que es muy difícil aprovechar aquello de lo que no se tiene conocimiento. Por otro lado el venir implica vencerme nuevamente y demostrarme que si soy capaz de lograrlo.

La Maestría es un reto virgen, me da la oportunidad de conocer gente de variada procedencia y con intereses aun que sobre la misma línea la de la cultura, con enfoques de vida muy variados y me permite crecer, reconocer las limitaciones que tengo. No soy monedita de oro, así que seguramente tendré mis roces con alguna gente pero uno va viendo que poco a poco va cercándose a los compatibles. En realidad somos muchos como para poder compartir con todos por igual. Cansada pero feliz.

Mis Amigas del cole, esto ha sido algo de los más bonito reencontrarlas bonitas y crecidas y en sus vidas y que sigámonos queriéndonos mucho supongo que habrá que hacer los ajustes entre la imagen que se tenía de quienes eran y quienes son.

Me calmado mucho me estoy portando bien incluso si tengo la oportunidad de portarme mal puesto que se que estoy cambiando de plumas, estoy creciendo. Y esta vez me lo voy a tomar con calma.

Bueno eso es todo por hoy trasmitiendo desde este rinconcito del mundo.

4 comentarios:

Olivia dijo...

Mi querida
Me alegra mucho leer que estás bien y que estás tomando como se debe esta nueva etapa, al final de lo que una se arrepiente es de lo que no hizo y te admiro por haber tomado la decisión de irte pese a que por acá todo estaba relativamente armadito. Yo sé que te va a ir bien, que toda esta aventura va a ser alucinante. Y, bueno, ya sabes que aquí las puertas están abiertas, que tu otra ciudad siempre te espera. Un abrazo

Eri dijo...

Me alegro por vos, se te lee contenta y decidida, exitos en esta nueva etapa!
Besos

Icaro Postmortem dijo...

Volando alto y con soltura por lo q veo ^^ me alegro, desde arriba siempre se ve mejor el paisaje ;)
La verdad es q a mi me pasa...en la ciudad echo de menos lo positivo de un pueblo pequeño...en el pueblo me agobio yecho de menos las posibilidades q te brinda una ciudad.
Sin embargo al final lo q te hace amar un sitio es la gente q conoces tanto en una como en la otra...no?
Los soñadores se huelen unos a otros, y al final se acaban juntando.
Un saludo desde el otro lado del charco!

Lilit dijo...

mm, rico, rica experiencia. sí es raro empezar otra vez, aunque el paisaje sea el mismo, una es otra.
se te extraña por acá, para serte franca... eso de la vecindad era divertido.
y cuando menos esperes, ahí estaremos de vista. un beso.