Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

domingo, 9 de marzo de 2008

Bogotá y sus mutiples facetas

Bogotá como toda grande cuidad,pero no tanto como Quito, es una puta ... ella se deja conocer y es una de las caras no lo digo solo por el costo de vida en metálico sino tambien por costo de vida en tiempo y calidad de la misma.

La verdad cuando no me vine no sabía con lo que realmente me iba encontrar. Lo voy descubriendo poco a poco y como todo en la vida tengo acuerdos y desacuerdos.
  • Rencontrarme con gente y conocer gente nueva eso me abre millones de puertas.
  • No logro entender algunas de las cosas que los "bogotanos" hacen como no sentarse inmediatamente después que alguien se levanta de una silla por ejemplo en el bus o una sala de espera (mejor dicho dejar que se enfríe en asiento)
  • Adoro este festival de teatro aun que sen este momento no se auna de mis prioridades.
  • Aún no me reivindico con las distancias entre todo.
  • Me encatan la almojabanas y me las como

Seguro que me falta más de la mita d por decir pero no tengo más en la cabeza.

2 comentarios:

Cinco pal peso dijo...

Con Bogota tengo un trato...ella no me traiciona y yo la amo para siempre.
Cuando estoy solo con el viento a sotavento...una luz me dispara desde los 2600 mts de altura y me regala uno de los dones mas preciados que puede uno recibir...un hogar, un camino con olor a pan recien hecho que me permite dormir alli donde me agarre el temporal.
Dejate querer por la ciudad...solo se necesita "no hacer"...

Lilit dijo...

eso de las relaciones es difícil, creo que casi casi van a la par las relaciones con los hombres y con las ciudades, jeje, por lo menos en mi caso. uno desconfía, se emociona, se decepciona y sin darse cuenta, paf, ya se enamoró, casi sin querer queriendo.
salud por bogotá, por el estudio, los reencuetros y los descubrimientos.
beso