Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

jueves, 28 de febrero de 2008

Zommmmbieee

La falta de costumbre de estudiar me esta matando... esto de trasnochar y de hacer miles cosas es super rico pero al mismo tiempo me tiene agoatada.

Soy feliz (lease bien) no dije estoy feliz por que la verdad hoy fue un día poco duro y estoy como del mál genio. Es bonito poder hacer esa difenrecia y no tener conflico con eso.

ya van ser dos meses que deje mi casa mi "hogar" para venir abuscar suerte en en mi patria. Hay cosas que molestande toda esta situación no tener mi espacio y sentirme no muy bievenida que digamos. pero hay cosas que hacen que todo eso se vay para el carajo y yo me siente muy bien. ESTOY ESTUDIANDO y eso me hace sentir feliz. Sé que voy por buen camino aun que no todo será facíl

unas puertas se cierran otras se abren

5 comentarios:

Olivia dijo...

Mi querida
Tienes mucha razón y me alegra que le estés viendo a todo esto el lado bueno. De verdad que ponerse a estudiar a estas alturas es un relajo, pero es chévere también porque te enfrentas con otros ojos a lo que estudias, tienes más conciencia, en fin, es bacán.
Mucha suerte.

tusitala dijo...

Pasé por aquí, te agendé a mi bloglines, y al final no dejé nada! Mal.

En realidad la felicidad está en uno. Y es verdad eso que dices, que hay diferencias entre un estado de ánimo general (estar feliz) y uno momentáneo, de un día malo en un momento bueno.

Estudiar es una gran chance, un gran paso que te va a hacer sentir orgullosa. Y parte del orgullo está en que cuesta.

Lo del espacio, te comprendo un poco. No tener un sitio que consideras tuyo, sentir que dejaste tu hogar atrás y no has formado uno nuevo es duro. Pero uno tiene que abrirse espacios aunque sea a mordiscos.

Suerte y besos!

lully, Ref. al desnudo dijo...

No te detengas, sigue adelante. Bien dice el dicho "El que quiere celeste, que le cueste". Al final tendrás una meta lograda y valdrá todo lo pasado.

Un abrazo amiguis!

Azucena dijo...

Es cierto que cuesta mucho esfuerzo dejar de quejarnos y de lanzar reproches, es tener la convicción de que, sin falta, podremos ser felices y lograr la lo que nos hace sacar fuerzas de no sé donde para enfrentar esta vida terrible. Saludos de TRAPOS SUCIOS. BES.O.S

yo misma dijo...

Qué buena cosa, empezar algo nuevo es bien rico, además creo que una se lleva el "hogar" a cuestas. Suerte