Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

domingo, 14 de octubre de 2007

La depre… ción

No! Yo no estoy deprimida, pero en esta semana he hablado con varias personas que se sienten un poco en ese hoyo negro. Es increíble como los hechos, actitudes nos toman por sorpresa y nos dan media vuelta y juas!! Sin darte cuanta estás deprimida(o).

Hay tantos motivos para esto desde los más complicados como: la pérdida de un ser querido, la separación conyugal; hasta los más triviales como: “estoy gorda” o “mi cabello está horrible”

Recuerdo 2 épocas en mi vida en que estuve realmente deprimida. En la primera de ellas pensé en quitarme la vida (que bueno que no lo logré, me hubiese perdido de tanto). Bueno no solo lo pensé lo intenté.

La primera fue cuando tenia entre 18 y 21 años (de eso ya hace tanto tiempo). Me imagino que fue la soledad. Me sentía terriblemente sola no importaba con quien estaba. Fue en la época en que viví en Londres e hice tantas estupideces. Supongo que las hice para llenar el vacío que tenia por dentro. La verdad me sentía tan pero tan fea (ahora sé que no lo soy), me sentía inútil e incapaz. La gente que me amaba lo hacia por que era mi familia y no por que yo fuese algo especial. La verdad crecer me dio muy duro y no supe como afrontar la realidad. Sé que los que me rodearon (algunos hasta ahora me rodean) me aman como yo a ellos sin más explicación que ser quienes somos. Pero algunos de ellos en esa época sentía que eran muy duros conmigo pues no se cansaban de repetirme, no con malas intenciones sino con el ánimo de que yo me despierte y sea mejor, el fracaso que sentían que yo era. Era gorda, había renunciado a la U y al principio en Londres no entendía del todo la dinámica del asunto. Así que terminé deprimida, sin ganas de levantarme de cama y llorando a escondidas por lo rincones.

La segunda vez fue por algo más tangible. La persona que yo en ese momento amaba me dejaba sin explicación en se momento. (La explicación vino después). Yo llevaba tanto tiempo con él que pensé que no sabía como era el día a día sin él. Me volví loca más de lo que lo soy. No paraba de llorar, mis amigos me obligaban a salir de casa. Y para cuando por fin me dijo que lo había pensado dejarme desde hace mucho tiempo, que estaba cansado de mí y mis rabietas, de mi mal genio y de mi ínfulas de niñita bonita ( por ponerlo en algunas palabras)… me hundí. Él para ese entonces ya tenia otra pareja y yo no sabía que hacer excepto llorar como magdalena, salir, tomar y tratar de jamás estar sola. Pensábamos casarnos (bueno eso yo creía) y me hice todos los castillos de arena que pude… bueno la historia se resume en que vino una ola no esperada y se los llevo todos.

De las dos situaciones me levante. Termine por sellar el hecho, sentirme más viva y salir triunfante. No fue fácil. Cuando uno esta deprimido cree que no se merece nada, ni el perdón ni el olvido, ni el de los demás ni el propio. Es como estar cavando la propia tumba y tener ganas de no salir jamás de ella.

Ahora que veo todo esto desde la barrera algunos de los motivos que me llevaron a mis depresiones parecen banales y estúpidos. Desde entonces ha habido momentos en los que me he sentido triste, pero no es lo miso es como si supiera que si no me morí entonces y salí de los hoyos en los que me encontraba, ahora todo será mejor. Hoy me siento feliz, tranquila y sobretodo en armonía con lo que quiero. No todo siempre es color de rosa pero es y eso me basta por el momento.

NOTA: no olviden vistar http://versosymalversos.blogspot.com/ besos

2 comentarios:

Maria Jose dijo...

HoLA lo mas importante en la vida es poder recordar aquello que vivimos anhos atras y entender o tratar de entender porque paso...

Un abrazo para Ti...
mariajose
www.mariajose81.blogspot.com

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Cuanto me alegra que cuentes esas situaciones como lo que son, el pasado. Te percibo muy optimista y echada para adelante. Felicidades!
Un abrazo cálido para tu alma!