Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

sábado, 31 de marzo de 2007

La Intensidad un mal que me aqueja



He re-descubierto algo que ya sabía hace mucho tiempo… yo soy una intensa[1]. Bueno Aunque yo ya conocía sobre el hecho, me había encontrado con personas que poco o nada les importaba que yo fuera así. Pero conforme pasa en tiempo yo creo que mi grado de intensidad se ha duplicado y el grado de tolerancia de aquellos que me rodean, sobre todo la gente que apenas me conoce, es mitad de lo que solía ser.

Creo que eso es la “edad”, no es chiste. Conforme nos volvemos más viejos, no necesariamente maduros, cada quien empieza aceptar su mañas y estas comienzan a hacerse más fuertes. En mi caso, algunas cosas han desaparecido (no del todo) y otras se han incrementado. Entre estas el asunto de la intensidad. No puedo controlarlo si llamo o escribo mensajes, esto se acentúa si no tengo una respuesta de parte mi interlocutor, que obviamente esta cansado de que yo lo busque con pendejos pretextos y yo a pesar de estar comida mierda por la falta de respuesta, insisto en volverlo hacer y TAZ!!! Sale la intensa que hay en mí. Y con esa manía termino ahuyentado la gente que alguna vez me interesó. Para consolarme, me digo “supongo que ya vendrá alguien que me quiera tal cual”.

Lo más terrible de asunto es que alguna vez que me paso, el encontrar uno tipo que me gustó, Me controlé resistí la tentación y me salió con algo así “Es que como nunca me llamaste o me escribiste. Yo pensé que no estabas interesada.”

Maldita sea! No hay como salir ganando. Palo por que boga y palo por que no boga.

[1] Intenso (a) : vocablo colombiano para describir a alguien es demasiado insistente con las cosas o las personas. De uso peyorativo

No hay comentarios.: