Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

miércoles, 7 de febrero de 2007

Ponciano una historia desde el punto femenino no-


Bueno para los que no saben Ponciano es el barrio donde queda el estadio de la Liga ( Famoso equipo de fútbol quiteño) y pues si aun que no lo crean me fui a ver el partido de este equipo ( del que Andrés y Andrés son hinchas) contra el Tacuary en la copa libertadores de América.
Los que me conocen un poquito saben que yo no soy una gran fan del Fútbol y que además soy hincha de 2 equipos que casi nunca ganan pero siguen el la A, cada uno en su respectivo país: el Quito, acá en Ecuador y del Santa fe en Colombia. Pero bueno como iba con dos VERDADEROS hinchas de la liga todo se valía, incluso usar el florido vocabulario del estadio.
Bueno primero llegar allá, ya fue un trámite, por la llegada en si, sino buscar donde parquear el carro de mi amigo Andrés. una vez dejando el auto en el respectivo garaje, uno bastante improvisado para el momento, salimos en pura la estadio para llegar antes de comience el partido. llegamos al estadio y subimos las escaleras cuando sentimos un abucheo general el Tacuary estaba ya en la cancha. mientras los chicos comentaban el partido anterior. yo solo pensaba " realmente me gusta el color de la camiseta de este equipo un morado muy bonito, que es mi color favorito). Unos 5 minutos después la liga salio a la cancha y comenzó el partido.
Yo siempre me había quejado que las veces que estaba en estadio no podía seguir el balón. Como carajos hace para saber donde va y quien se lo deben pasar??? esta vez me perdí menos pues el balón era de color amarillo pollito y por lo tanto menos complicado perder , pero solo podía mirar el balón, si por un momento lo dejaba de de ver, se jodía el asunto, ya no sabía donde estaba y podía hacer el gol más hermoso del mundo que yo no me daba cuenta.
la principal preocupación que yo tenia era " A qué hora viene la empanadas de morocho?" pero la doña no pasó por donde nosotros así que toco esperar hasta el final del partido para comer una de aquella delicias tradicionales del fútbol en Quito.
A mi alrededor había toda clase de hinchas desde los más niño hasta los más grades pero ninguno se comportaba con demasiada cordura.
el final el partido quedó 3-0 ganado la Liga y salimos a comer una empanaditas y una hamburguesa al Gspot.
es bueno compartir estos momentos con los amigos y me refresca la vista también ver tanta gente. el grita huevadas y no saberme las barras no fue mucho problema , me sirvió para botar una cuanta mala vibra que tenía pegada por ahí.
Creanlo o no volveré!!