Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

miércoles, 8 de noviembre de 2006

y Dios estaba borracho ?

Pues volví de la playa con un tatuaje nuevo pero involuntario, espero de todo corazón, no sea permanente. La cosa va así como el primer día me queme como carene asada y parecía no un camarón, sino una langosta por el color rojo de mi piel. Decidí, muy sabiamente, aplicarme bloqueador factor 30 en todo el cuerpo (menos las piernas pero aun siguen siendo un par de yucas). Para mi desatino en el pecho no lo aplique adecuadamente y quedo “dibujada” la silueta de mi mano por más que trate de de emparejarme le “bronceado” no lo logre.

Bueno hace un par de semanas en el cierre del festival 0º latitud escuche a un conocido decir … “que le Señor un día se había ido a comprar cigarrillos y no volvío” y ayer volviendo a ver “ un hombre mirando al sudeste” recordé que le final de la película (sorry si alguno no la ha visto) “ Dios es el padre borracho con dos hijos abandonados en la tierra” Y ya me había preguntado cual sería mi punto de vista con respecto al flaco, quien es este ser desde que anuncié públicamente que no era católica? Y que papel había representado en mi vida?

Cuando estaba pensando ( muy adolorida yo por aquello), como abordar este tema mi amiga anita me dijo que para ella el flaco, el señor, Dios o la presencia como quieran llamarle era como un buen amigo de eso que da gusto Saludar en la calle que te llena de alegría ver, pero con el cual ella no está todo el tiempo.

Para mí es un pana más, yo al flaco le hablo de “tú” y más que ayudarme con milagros gigantescos me ha hecho saber que no estoy sola siempre hay una salida de las situaciones. Me ha puesto en el camino a todos esos angelitos y demonios que ven a lado y los que me faltan por encontrar. La verdad es que no soy muy espiritual y aquellos que me conocen no me dejaran mentir. Pero es bueno de vez encunado encontrarte en la calle con un viejo amigo que te da la sonrisa más grata de todo el mundo y no importa como estén las cosas te da un poco de paz.

Quizas él no se quedo en la tienda comprando cigarrillos sino que se fumo unos cuantos contigo y ni cuenta te diste. Y si nos abandono en la tierra?? Bueno todos los amigos se equivocan a veces, no?