Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

martes, 21 de noviembre de 2006

Bajo un techo de paraguas

Estoy humeda y fría, con ese frío que se cala en los huesos. Me siento en ropa interior frente al computador y empiezo a pensar el el mar de paraguas que había hoy enla plaza del teatro.
El retorno de Sal y Mileto. Si no hubiera llovido, la cantidad de gente hubiese sido impresionante. ellos tocaban con la energía que da el volver y nosotros escuchabamos (porque en reliadad no veiamos mucho). Yo no soy tan fanatica de la musca fuerte pero me gusta en pocas cantidades, la Anita, bueno ella es otro cuento, se quedo por allá.
Bajo un techo de paraguas se cocía el pogo de esta noche y las ganas de sacarse todo la energía en el contacto con otros. La lluvia no paró de caer y yo tan reacia a usar mi sombrilla. Un espacio privado donde el agua no tiene permiso a entrar pero se cuela por las ranuras. Me estorba tanto llevarla, usarla y guardarla después. El uso del paraguas se hace imperativo con la edad antes ni siquiera hubiesa tenido uno. Creo que la edad empieza a medirse por el número de paraguas que teneés en casa yo tengo TRES! Me estoy volviendo vieja. Qué tal, ha?