Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

No hay corrección de estilo ni ortografía. Se me olvidan muchos puntos, algunas comas y me como palabras completas y letras. Ya lo verá.

lunes, 29 de mayo de 2006

Aun con la armadura ( la mía).

Una carta Clandestina al caballero.
Yo que pensaba que la armadura estaba guardada. Aquí me encuentro escribiendo un carta sin nombre aun que el destinatario si la lee sabrá bien que es para él.Cero comentarios, me dijo. ¿A mí? Que no soy capaz de quedarme callada nunca, ni cuando debo.
No recuerdo cual fue el comentario hecho, pero bueno respetando el acuerdo no comento, no privadamente, no con nombre, no con el ansia de saberme leída y respondida.Clandestina y pública ¿parece contradicción? Pues no mira que sí se puede.
La verdad es que varias veces lo he hecho.Comentario “Estuvo bien”. La mayoría de quién lea esto no me va entender, posiblemente ni la persona implicada en todo esto. Pero ¿después de tanto tiempo y no queda nada más que decir? Bueno yo no es que haya dicho nada, mi armadura también está puesta.No lo niego me duele “0 comentarios” después de todo algo hay que comentar, el problema es que siempre se me ocurre hacerlo cuando ya no hay como frente a frente, en realidad es que no comenté nada por cobarde, si yo cobarde!!
Bueno todo lo que quisiera decir es nada en realidad, porque es cierto no hay nada que decir y todo esto es una pataleta de niña consentida y princesa abandonada, de Rapunzel sin trenza, si yo sé que este no es MI caballero de brillante armadura.
Es un lindo recuerdo silencioso que a veces me habla al oído y casi nunca escucho.
Lo Amo mucho y él lo sabe, pero no con ese amor de amante, si no de amor viejo pasado, de olor a galletas en casa da abuela, de refugio perdido.