Este blog es de catársis... No lo tome personal, lo tome a mal, sino le gusta simplemente no lo tome !

sábado, 18 de junio de 2016

El 44

Imagen tomada de Ojos de perro Azul de Luis Buñuel

Esa mañana había un aire raro en el ambiente. Abrió la barbería esperando a sus clientes de siempre y mientras limpiaba sus tijeras y navajas por el rabillo del ojo vio un hombre cuya silueta no reconocía. -Buenos días, siga usted ¿en qué puedo ayudarlo? –Buenos días, según entiendo usted es el mejor del pueblo y hoy quisiera un corte cerrado. Ezequiel no reconoció la voz pero había algo familiar en ella, era tan normal como él. –Dígame ¿qué prefiere?– Que me corte el cuello. Ezequiel supo que no había duda, ni humor en esa petición. Sintió un corrientazo por la espalda y la necesidad de voltear a ver pero se contuvo no era miedo era discreción - Pero qué está diciendo? Dijo con extrañeza, Está loco. Yo soy incapaz de hacer algo así. ¡Váyase! No alcanzó a reaccionar cuando sintió el frío metal sobre su garganta y comenzó a temblar. -La cosa es simple, le dijo- hoy de aquí sale un muerto. Sin dudarlo hundió el metal sobre la trigueña piel. Ezequiel alcanzó a hacer un corte rápido y vio como caía, en el reflejo del espejo. 

viernes, 3 de junio de 2016

...


Lo encontraron muerto frente al espejo con la navaja en la mano.
Le había pedido a su barbero que lo degollara.


viernes, 27 de mayo de 2016

Cuando escribir no es suficiente

No sé. ¿fue la luna? ¿unas hormonas que me mandaron tomar? ¿Quizás la ausencia de las personas que más quiero en mi día a día?  no sé.

pero me ha invadido una pequeña ansiedad que me ha paralizado de todo, incluso de escribir. Escribir al parecer no es suficiente para quitarme este nudo que se me hace en justo debajo de  donde termina el esternón. Me imagino que es lo que deben sentir los gatos cuando tienen un bola de pelos. No te impide realmente hacer muchas cosas pero te las dificulta.
Hoy tratré de ir a hacer ejercicio que siempre me sienta bien, pero cómo amaría poder irme este fin de semana a la montaña y perderme un rato entre las rocas. Mierda ! Cómo extraño Bogotá cuando estoy así, un poco perdida.

En esa ciudad me sentí perdida muchas veces. estuve desolada y triste, llena de ansiedades y miedos  pero jamás sentí que me hacia falta otro lugar. Añoré ciertas cosas de Quito pero no creí que volver sería prudente. Ahora un año y 3 meses después sigo esperando abrir los ojos star en apto de Teusaquillo y que los mininos me arrunchen.

Debo conciliarme con Cali y es urgente

martes, 24 de mayo de 2016

Hay días en que el mundo no me alcanza para recordarte, es dificil entender. No es que te ame y sin embargo siento que tu ausencia me invita hacerlo. Cómo no enamorarse de lo que ya no es y no éxiste.

Has sido un eterno amor de verarno, recorriste mis pensamientos por tanto tiempo que ya sé como soy yo sin tu sombra.

Me niego admitir que fue mi culpa darte un espacio, pero reconozco que te lo ganaste.

Hoy cuando años han pasado a veces me pregunto que habría pasado con tu recuerdo si te hubieras quedado?

martes, 10 de mayo de 2016

Hace tanto no te escribo. Ayer creo que te soñé. Lo creo por que amanecí  extrañándote. No lo tomes a mal pero rara vez te extraño, siempre estar aquí. Hoy quisiera que vinieras a ver y conocieras mi casa y los gatos. Me ayudaras a poner un par de repisas y dos o tres cuadros. Ayer te soñé y hoy te extraño.

miércoles, 27 de abril de 2016

Tanto sin pasar

Les conté que estoy en taller de escritura creativa, para el cual obviamente debo leer.  No sé que me pasa y no he podido leer mucho. No tanto como quisiera.  Me distraigo con facilidad y voy muy lento.

Cómo hace uno para que la cabeza no de vueltas, poder poner lo pies sobre la tierra y los ojos sobre la letra.


lunes, 21 de marzo de 2016

Escribes o mueres

Bueno, después de 10 años describir en este blog y otros con  2 seguidores  maravillosos asiduos lectores  no es un secreto que yo tengo un interés por la escritura, nunca he querido pensar si soy buena o mala; si tengo caña o no para esto. Como lo he dicho antes esto ha sido para mi un catalizador, puro vomito visceral.

Sin embargo desde hace un mes largo asisto a un taller de escritura creativa, dedicada exclusivamente a la escritura de cuentos. Nunca había tomado riendas en el asunto y bueno va mos a ver que sucede, que tanto puedo sacar de mis entrañas, cuanto puedo releerme y corregir.